Hoy os traigo una forma diferente de preparar una base de pizza sin harinas de ningún tipo. La base esta hecha con pechuga de pollo, huevo y especias.

Como siempre, empecemos con los ingredientes para dos personas:

  • 2 pechugas de pollo campero (de aproximadamente 150 g. cada pechuga).
  • 1-2 huevos de gallinas camperas.
  • Especias al gusto (ajo en polvo, orégano, albahaca, etc.)
  • ½ cucharada de levadura en polvo (opcional).

Preparación:

Como podeis comprobar no son muchos los ingredientes que necesitamos para preparar esta base de pizza. Primero precalentaremos el horno a 150ºC y cortaremos las pechugas en trozos pequeños para que al triturar sea más fácil. Seguidamente la introducimos en la batidora y vamos triturando, al tiempo que introducimos los huevos y las especias que hemos elegido. Mis especias favoritas para esta pizza son ajo en polvo y orégano, le dan un toque especial. A continuación, en un papel especial para horno añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y extendemos por toda la superficie para evitar que se pegue la pizza. Finalmente, colocamos la masa de pollo sobre la bandeja del horno y extendemos con cuidado para formar la pizza.

Horneamos durante 20 minutos a 180ºC.

Cuando hayan pasado los 20 minutos sacamos la bandeja y con cuidado de no quemaros, le damos la vuelta. Es en este momento cuando colocaremos los ingredientes de nuestra pizza. La pizza de la  portada esta hecha con tomate rallado en la base, pesto casero, champiñones, tomateros cherry y queso de cabra. ¡Una auténtica delicia!

 

Pizza de pollo con queso de cabra

Pizza de pollo con pesto y queso de cabra

 

Valoración nutricional de la receta:

  • Energía: 650 Kcal.
  • Proteínas: 57 g.
  • Hidratos de Carbono: 6,6 g.
  • Grasas: 44 g.
  • Fósforo: 741 mg. (106% CDR).
  • Hierro: 4,9 mg. (61% CDR).
  • Zinc: 5,1 mg. (46% CDR).
  • Vitamina B2: 1,1 mg. (84,6% CDR).
  • Vitamina B3: 17,8 mg. (111,3% CDR).
  • Vitamina B6: 1 mg. (76% CDR).

 

Como podéis comprobar se trata de una receta bastante calórica y contundente, por lo que la podremos preparar en alguna ocasión especial o cuando queramos comer pizza y no queremos atiborrarnos a esas pizzas precocinadas que venden en los supermercados (nada recomendables, por cierto). Cabe destacar que la valoración nutricional se trata de la pizza completa, es decir la base de pollo más las verduras, el pesto (que esta preparado con albahaca, aceite de oliva virgen extra y queso parmesano) y el queso de cabra. Así que todo dependerá de los ingredientes que elijamos para la pizza.

Es cierto que no debemos centrarnos en las calorías o ciertos nutrientes, que debemos elegir buenos alimentos. Sin embargo, aún eligiendo comida real (#realfood) podemos pasarnos de calorías y comer en exceso. Es más difícil que con comida ultraprocesada, sí, pero poder, se puede.

Si queréis que profundice en este tema en otro artículo, hacérmelo saber en los comentarios.

Como siempre, muchas gracias por leerme y compartir esta receta. Con vuestra ayuda conseguiremos que cada vez más gente coma de manera sencilla y saludable, pero sobretodo, ¡sabrosa!

¡Nos vemos en el mercado!