Y volvemos a la carga esta nueva semana, seguimos comiendo legumbres. Hoy un plato algo diferente: ensalada de lentejas con verduras salteadas y sardinas. ¡Comenzamos!

 

Ingredientes:

  • 50 g. brotes de lechuga (espinacas, canónigos, rúcula, etc.)
  • ½ pimiento rojo.
  • 4-5 champiñones.
  • ½ tomate maduro.
  • ½ pepino.
  • 100 g. lentejas cocidas.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 lata de sardinas al natural o en aceite de oliva.

 

Preparación:

Mientras cortamos el pimiento y los champiñones, ponemos al fuego una sartén con unas gotas de aceite. Primero saltearemos los pimientos a fuego bajo-medio durante unos 3 minutos, reservamos y a fuego alto, salteamos los champiñones durante 1 minuto. Esto también lo podemos preparar en otro momento y guardarlo para la ocasión. Otra opción es hacer los pimientos asados al horno, una auténtica delicia.

Cuando tenemos las verduras salteadas, colocamos la base de lechugas en una ensaladera, por encima añadiremos el tomate, el pepino y las verduras salteadas (o asadas), culminando con las sardinas y regando con una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

La combinación de verduras salteadas junto a las sardinas le dará un toque especial a vuestra ensalada. ¡Probadla!

 

Valoración nutricional:

  • Energía: 427 Kcal.
  • Proteínas: 30 g.
  • Hidratos de Carbono: 22,7 g.
    • Fibra: 12 g.
  • Grasas: 24 g.
  • Calcio: 376 mg. (37,7% CDR).
  • Fósforo: 548 mg. (78% CDR).
  • Hierro: 6,9 mg. (86,3% CDR).
  • Zinc: 4,3 mg. (39,1% CDR).
  • Vitamina A: 704 µg. (78% CDR).
  • Vitamina D: 5,5 µg. (110% CDR).
  • Vitamina B2: 0,7 mg. (54% CDR).
  • Vitamina B3: 12 mg. (75% CDR).
  • Vitamina B6: 0,9 mg. (69% CDR).
  • Ácido Fólico: 204 mg. (51% CDR).
  • Vitamina C: 200 µg. (222% CDR).

 

Otras variaciones de esta receta podrían ser con cebolla y berenjena asada, o una combinación de pimiento rojo y verde al horno. O acompañados con unos espárragos salteados. ¡Imaginación al poder!

Un truco muy interesante es asar varias verduras a la vez (berenjenas, calabacín, pimientos, etc.) al horno y guardarlas en la nevera por separado. Así cuando queramos usarlas, las calentamos en el microondas y listo.

Mañana, una nueva receta con legumbres. ¿Qué os apetece? ¿Una ensalada con pasta de lentejas rojas, por ejemplo? ¿O una ensalada acompañada de humus de garbanzos? Mmmm… ¡Me lo pensaré!

Muchísimas gracias por todos los comentarios y sugerencias. ¡Y espero las fotos de las recetas! 🙂

 

¡Nos vemos en el mercado!