Seguimos con la segunda receta de esta serie, y seguimos con legumbres. Esta vez nos pasamos de las alubias a los garbanzos.

 

Ingredientes:

  • 50 g. de espinacas crudas.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 tomate.
  • 100 g. garbanzos cocidos.
  • 30 g. queso de cabra.
  • Un puñado de pipas de calabaza.
  • 1 cucharada de vinagre de módena.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal al gusto.

 

Preparación:

Esta receta también es muy sencilla de preparar. Solo necesitareis 5 o 10 minutos. Depende lo hábiles que seáis cortando las verduras. 😉

Como hicimos ayer con las alubias, escurriremos bien los garbanzos bajo el grifo con abundante agua. En un bol añadiremos el aceite de oliva virgen extra, la sal y el vinagre de módena. Mezclaremos todo y volcaremos los garbanzos removiendo bien.

En una ensaladera, colocaremos la base de espinacas (podéis usar la lechuga o brotes que más os gusten), el tomate y pimiento cortado en brunoise. Por encima añadiremos los garbanzos, coronando con el queso de cabra y las pipas de calabaza. Y, ¡nuestra comida esta lista! Una comida sana, sabrosa y muy, muy sencilla. Como todas las que preparo. O casi todas.

 

Valoración nutricional:

  • Energía: 400 Kcal.
  • Proteínas: 18 g.
  • Hidratos de Carbono: 29 g.
    • Fibra: 15 g.
  • Grasas: 24 g.
  • Fósforo: 325 mg. (46,5% CDR).
  • Hierro: 5,8 mg. (72,5% CDR).
  • Magnesio: 147,5 mg. (31% CDR).
  • Potasio: 1108 mg. (23,6% CDR).
  • Vitamina A: 791,6 µg. (88% CDR).
  • Vitamina E: 9,8 mg. (65% CDR).
  • Vitamina B1: 0,5 mg. (41,7% CDR).
  • Vitamina B6: 0,7 mg. (54% CDR).
  • Ácido Fólico: 289,9 mg. (72,5% CDR).
  • Vitamina C: 191 µg. (212% CDR).

 

¿Os habéis dado cuenta de la cantidad de vitaminas y minerales que tiene esta ensalada? En tan solo un plato. Por eso siempre os digo de la importancia de comer más verduras y hortalizas. Si esto lo acompañamos de fruta de postre, aumentaremos considerablemente esa cantidad. Por eso no me cansaré de deciros y repetiros hasta la saciedad: comed más fruta, comed más verdura. Preparad esos platos de una manera deliciosa, de esa manera conseguiréis disfrutar de la comida con una buena salud.

Algunos os preguntareis si es recomendable comer todos los días legumbres. Y yo os digo, ¿porque no? Si os sientan bien, no tenéis problemas de digestión con ellas y os gustan, ¡adelante! ¡Comed legumbres! Creo que ya tengo tema para el próximo artículo. 😉

 

Y hasta aquí la receta de hoy. Mañana más, y sí, lo habéis adivinado: ¡mañana comemos lentejas!

Muchísimas gracias por todos los comentarios, por compartir estas recetas y por estar ahí detrás; por leerme y por escucharme en esta nueva aventura del podcast. Muchas, muchas gracias.

¡Nos vemos en el mercado!